¿Qué hacer para disciplinar a nuestros hijos?

Es importante recordar que los niños quieren la atención de los adultos y saben que cuando se portan mal obtienen esa atención, por ello debemos enseñarles que obtendrán la atención por conductas positivas, las conductas negativas deben tener una consecuencia negativa que debe ser cumplida sin mucho alboroto, si hacemos alboroto el niño consigue la atención y estamos, sin querer, reforzando la conducta negativa

Consejos-para-disciplinar-a-tu-hijo

A continuación, se explican recomendaciones para manejar las conductas inadecuadas que a veces presentan nuestros niños La puesta en práctica de las mismas repercutirá en el adecuado desarrollo y mejoría en el comportamiento de nuestros niños

1.- Debemos explicar a los niños para que les sirven o las razones de las reglas que les imponemos, recordemos que para un niño es difícil cumplir una regla que no entiende

2.- Al momento de dar una instrucción a nuestros niños debemos  asegurarnos de que nos está mirando y que comprende la instrucción, haciendo que nos repita la instrucción que le hemos dado.

3.- Las instrucciones deben ser claras y sencillas. Dar las instrucciones una por una.

4.- Decirle la conducta que deseamos que haga de forma positiva. Evitar el uso del “NO”. Por ejemplo: en lugar de decirle: “no corras”, utilizar: “camina despacio”.

5.- Dividir las actividades, como las tareas, en pequeñas partes de manera que sea más fácil de  asimilar para los niños

6.- Cuando el niño esté inquieto, buscar actividades que los mantengan ocupados, darles pequeñas responsabilidades que los mantengan motivados y ocupados. Cuando cumpla dichas actividades reforzarlos verbalmente con frases como: “Me gusta mucho que me ayudes, gracias”.

7.- Cuando presente algún mal comportamiento o error en sus actividades explicarle qué hizo de forma incorrecta y cómo puede hacerlo mejor en sus próximas oportunidades. Sin descalificarlos.

8.- Generalmente los niños  responden positivamente a los refuerzos tangibles (caramelos, calcomanías, sellitos) estos sirven para motivar al los niños a realizar una actividad que le es difícil o premiarlo cuando realice conductas positivas. Para motivarlos debemos decirles que les daremos un premio si realiza la conducta positiva esperada o la actividad adecuadamente, debemos mostrarle el premio y cada ves que se distraiga o inquiete recordárselo, al final darle el premio y sino presenta la conducta esperada se le debe explicar las razones de haber perdido el premio y cómo puede mejorar para ganarlo en un próxima oportunidad.

9.- Dar refuerzos verbales a todas las conductas positivas que los niños presenten.

10.-Si los niños presentan un berrinche es importante no prestarle atención en el momento crítico de la conducta (pico del berrinche), sacarlos del lugar donde esta obteniendo la atención de todos y sólo enviarle mensajes para que se calme como: “Así no te entiendo, cuando dejes de llorar podemos hablar”.

Psic. Valeria Duarte

4

 

Escrito por

El autor no ha agregado informacion a su perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*