¿Cómo desarrollar las inteligencias múltiples en las clases de yoga para niños?

Según la teoría del Dr. Gardner, Todos los seres humanos poseemos todos los tipos de inteligencia en mayor o menor medida y vamos combinándolas y desarrollándolas según nuestras necesidades, adaptándolas a las rutinas diarias.

Partiendo desde este enfoque, en los encuentro de yoga para niños se abordan las siguientes aéreas:
yoga-para-niños-beneficios (1)
1. Los diferentes tipos de inteligencia en los niños.
2. Aspectos fundamentales para la felicidad del ser humano (como por ejemplo el conocimiento y manejo de las emociones) utilizando diferentes tipos de aprendizaje para que llegue de forma natural a los  niños con distintos tipos de inteligencia predominante.

Inteligencia espacial:
el niño observa el espacio que tiene para realizar las posturas o asanas, observa el mundo a partir de su propia existencia. Se desarrolla mediante las visualizaciones en los ejercicios dirigidos a trabajar la concentración y la relajación. Pintar mandalas, la ejecución de posturas de yoga y las proyecciones gráficas y corporales de emociones también fomenta su desarrollo.

Yoga-para-ninos_2
La Inteligencia musical:
Estimula en cada sesión mediante el canto y creación de canciones, relacionadas con el yoga, el amor y la felicidad,  manteniendo contenidos positivos y alegres, la experimentación con sonidos creados con el cuerpo e instrumentos como cuencos y panderetas.

Inteligencia corporal cinestésica:
La práctica de algunos pranayamas o ejercicios de respiración, la ejecución posturas de yoga y las secuencias en las que se presentan las asanas, ayudan a desarrollar la relajación, la conciencia corporal, la flexibilidad, fuerza, agilidad y equilibrio de forma consciente y poniendo especial atención en el papel de la respiración y concentración. También trabajamos la relación entre emoción, cuerpo y reacción.

Yoga for woman and child

Inteligencia lingüístico-verbal
Se desarrolla especialmente de forma oral, gracias a los “círculos de expresión”, en los que en cada encuentro los niños comparten cómo se sienten y expresan todo tipo de inquietudes, que entre ellos van comprendiendo, ayudándose unos a otros desde su experiencia.

Inteligencia lógica-matemática
Probablemente sea la que menos se aborde en una clase de yoga para niños. Normalmente es ésta inteligencia junto a la lingüístico-verbal son las que más se estimulan en los centros educativos En cualquier caso hay un acercamiento mediante la aplicación del razonamiento a las cuestiones y problemas que exponen los niños en el “círculo de expresión”.

Inteligencia intrapersonal
La inteligencia intrapersonal:
Se fomenta mediante ejercicios para la autoobservación, el autoconocimiento y la concentración (introducción a la meditación y al Mindfullness). También nos enfocamos en actividades para desarrollar la autoestima y el reconocimiento de las emociones. A través del reforzamiento positivo y reconocimiento de sus habilidades.

Inteligencia emocional:
La más compleja de todas. Es necesario brindar especial atención en este aspecto, para desarrollar la consciencia y gestión de emociones mediante las asanas (la práctica de las posturas tiene una influencia también a nivel emocional), la consciencia de la respiración y su relación con las emociones, ejercicios de relajación, los “círculos de aprendizaje”, canciones, cuentos, dibujos…

Inteligencia interpersonal:
Principalmente se trabaja mediante los “círculos de expresión” donde ellos escuchan, intercambian y comparten sus emociones sobre los “temas o problemas e inquietudes” aportando cada uno desde su experiencia y con amor a sus compañeros en un ambiente de respeto, fomentando los valores humanos como la empatía y la compasión. También incluir algunos  juegos para desarrollar el conocimiento del lenguaje no verbal y su relación con las emociones. Muchos ejercicios son en parejas o en grupo y fomentamos la actividad lúdica no competitiva y cooperativa.

Yoga-para-niños

Inteligencia naturalista:
Desarrollamos la sensibilidad hacia el entorno, debido a que muchas de las posturas de yoga están inspiradas en seres de la naturaleza, como los animales, árboles, la montaña, el saludo al sol. Es esencial rescatar al “maestro” que hay en cada unos de estos seres. Por ejemplo, en la postura de la cobra exploramos sus cualidades en nosotros, como su firmeza, su fuerza, su capacidad de mostrar su pecho,  su gran anclaje a la tierra y su coronilla apuntando hacia el cielo. Muchas visualizaciones también están relacionadas con la naturaleza y sus ciclos.

Y para terminar, como decimos al final de cada encuentro:

“Que todos los seres sean felices”…

“Gracias papá y mamá, por regalarnos la vida, por cuidarnos y protegernos…

“Gracias al universo por regalarnos al planeta tierra, nuestro deber es cuidarlo y protegerlo”…

Paz en la mente, Paz en el cuerpo y paz en el Corazon

Namaste!

 
Sat Nan

Psic. Rosario Espina

Instructora de Yoga para niños

@encontr_arte

Escrito por

El autor no ha agregado informacion a su perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*